Archivos de la categoría SGAE

Baja de la SGAE …es posible

Me acaba de llegar una carta de la SGAE informando que ya estoy dado de baja. He sido socio durante casi 17 años, pero ya hace tiempo que no estoy de acuerdo con el funcionamiento de esta sociedad. Para aquellos que os encontréis en las mismas circunstancias os detallo mi experiencia.

  1. Solicite la baja por escrito en las oficinas de la SGAE.
  2. Allí me informaron que según indica la cláusula sexta del citado contrato, la duración es de cinco años y queda tácitamente prorrogado por periodos iguales, salvo denuncia por parte de TITULAR, formalizada con una antelación mínima de un año de la fecha de su vencimiento de la última prórroga.
  3. En el contrato puedes ver cuando se firmó y por lo tanto cuando vence. En mi caso firmé el 21 de noviembre de 1996 por lo tanto la fecha de extinción del contrato era en 2016.
  4. Me puse en contacto con la oficina de Oviedo (la más cercana a donde vivo) para intentar agilizar el trámite. La persona que me atendió que iba a consultarlo para ver si se podía cursar la baja en el mes siguiente (Marzo). Una hora más tarde me confirmó que a finales de Marzo 2014 la baja sería efectiva.

La baja de la SGAE es posible.

SGAE: contacto telefónico

Hoy he decidodo llamar por telefóno a la oficina de la SGAE en Oviedo fundamentalmente para preguntar como debo proceder a la hora de editar el CD con los 6 temas mios.  Debo decir que la persona que me ha atendido no sólo me ha informado de las distintas opciones a las que puedo optar como socio, sino que además me ofrecido la posibilidad de consultar si se se pude cursa la baja  de manera inmediata. El trato ha sido en todos los sentidos inmejorable.  He quedado a la espera de una contestación.

SGAE: respuesta

Por fin y después de enviar otro correo he recibido contestación. Esta es la respuesta copiada literalmente:

Tu baja sigue el trámite obligado.

Firmaste el contrato de adhesión con SGAE el 21 de noviembre de 1996 y, según indica la cláusula sexta del citado contrato, la duración es de cinco años y queda tácitamente prorrogado por periodos iguales, salvo denuncia por parte de TITULAR, formalizada con una antelación mínima de un año de la fecha de su vencimiento de la última prórroga.

No soy abogado, así que no se si legalmente podría hacer algo al respecto. Sigo sin comprender la situación: ¿Por qué me retienen en contra de mi voluntad? Creo que la forma en la que está actuando la SGAE es el reflejo de su talante.

He decidido escribir un correo a Creative Commons solicitando un poco de asesoramiento y también para decirle que voy a donar a su proyecto todo el dinero que generen los derechos de autor que la SGAE gestiona hasta la fecha de mi baja. Es una cuestión testimonial más que de cantidad porque yo soy un total desconocido y no muevo nada de dinero.

SGAE: baja cursada

Acabo de tramitar la baja de la SGAE. El trato ha sido frio pero correcto. Me han informado de que según pone el contrato (culpa mía: nunca leo nada) al parecer la renovación se hace de manera automática cada 4 o 5 años (no me quedó muy claro). Por lo tanto la baja -según la persona que me atendió- cursa efecto en la siguiente renovación. ¿Y cuándo es la siguiente renovación? – pregunté-. Ahora viene lo curioso: marche de la oficina sin conseguir que me lo dijera. -Le informaremos de todo por correo electrónico- fueron- fueron sus últimas palabras. Yo soy un desastre para los papeles y por supuesto no tengo ni la más remota idea de donde está ese contrato por lo tanto no toda la culpa es de la SGAE. Mi pregunta es: si la SGAE es una asociación que me ofrece, de manera voluntaria,  el servicio de velar por mis derechos como autor y yo he decidido prescindir de ese servicio ¿porqué siento que me obligan a continuar en la asociación?; ¿será que en  la letra pequeña del contrato indicaba que era una vinculación de carácter obligatorio?

To be continue…

SGAE

Hemos estado hablando de la licencia del CD. Nos gustará que se pudiera reproducir y copiar sin ningún problema, pero yo soy socio de la SGAE. Hace 30 años las cosas eran un poco distintas. Los compositores desconocidos estábamos encantados de que nuestras creaciones sonaran en cualquier medio y la única preocupación era mantener la autoría de los temas. Seguramente la letra pequeña de los contratos y las normas de funcionamiento de la SGAE eran las mismas, pero desde luego la forma de proceder, no. Yo no quiero que la peluquera de mi barrio tenga que pagar por poner la radio mientras corta el pelo. En definitiva, he decidido borrarme de la SGAE. Mañana iré a la oficina de Oviedo para solicitarlo por escrito.